Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

Lagavulin16 añosAñejado en barricas de roble.

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

La destilería.

 

En 1816 un granjero y destilador de nombre John Johnston funda la primera destilería legal en la Bahía de Lagavulin. Desde entonces la Destilería Lagavulin ha estado produciendo una gama de whiskies de una malta en una pintoresca edificación ubicada en dicha bahía. Lagavulin, que se pronuncia Laga-voolin en inglés y en español se pronuncia Laga-vuulin, proveniente del gaélico: Laggan Mhouillin, significa el hueco donde se encuentra el molino. Según como describe a sí misma la destilería, su ubicación posiblemente sea la más hermosa y conveniente de todas las destilerías, y gracias a ello, consiguen dar a sus whiskies su insuperable intensidad, ahumado y riqueza en sabor y aroma que los hace característicos. Para muchos conocedores, este whisky es la expresión de una malta de Islay por excelencia.

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

 

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

 

La expresión.

Lagavulin16 añosAñejado en barricas de roble.

 

Uno de los whiskies de una malta más buscados por su masivo sabor y aroma a ahumado y turba, típico de la zonas sureñas de Islay, y a su vez es una expresión de carácter seco haciéndolo un trago muy interesante.

 

Lagavulin 16 años tiene una expresión bien intensa, dulce-ahumada con sabores a alga marina. Filtrado en un proceso lento, sin prisa y tomándose el tiempo adecuado para su añejamiento perfecto para poder garantizar la suculenta experiencia para el consumidor. El volumen de alcohol es 43% ALC/Vol.

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

La cata

Las notas de la destilería son las siguientes:

 

  • Color: oro profundo intenso y ambarino.
  • Cuerpo: completo.
  • Olfato/nariz: intenso aroma a tundra ahumada con matices yódicos y a algas marinas, complementado con profundo e intenso dulzor.
  • Paladar/boca: enriquecido dulzor a frutos secos con matices de ahumado muy fuerte, cebada y malta se encuentran presentes, cálido e intenso. Al llegar al final de la boca explota con un ahumado a picor de pimienta.
  • Final: intenso, largo, cálido, a picor de pimienta y con un elegante dulzor.

 

Notas personales:

  • Color: ámbar oscuro e intenso con borde cobrizo.
  • Cuerpo: completo.
  • Olfato/nariz 1: picante, intenso e inmediatamente se siente la turba ahumada con matices a frutas dulces y torta de licor, algo de madera y permite recordar notas medicinales y/o yódicas.
  • Paladar/boca 1: intenso, picoso a especies, yódicos, medicinal, castiga al paladar al final pero deja unos destellos a dulzor y afrutado, rastros de madera y muy cálido. Deja ganas de volver a repetir.
  • Olfato/nariz 2: se suaviza su picor pero todavía tiene presencia, su intensidad se transforma en algo exquisito, permite disfrutar de la turba ahumada, con toques de a madera, adulzado y sorprendentemente delicioso, las notas medicinales y yódicas bajan a un punto muy sutil.
  • Paladar/boca 2: intenso, picoso pero se distribuye de forma elegante por toda la cavidad bucal, se puede sentir su calidez y a la vez una bien compleja mezcla de sabores a madera, adulzado pero seco en carácter, suculento, provocativo y con carácter.
  • Final: intenso, largo e inolvidable.

 

Nota: la diferencia entre olfato 1 y 2, o paladar 1 y 2 es primero cuando lo catamos puro y luego cuando lo catamos agregando dos o tres gotas de agua.

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

La experiencia desde el principio hasta el final es intensa, cálida y llena de vida, es toda una fiesta para el olfato y al paladar. Quienes disfrutan de un trago con carácter pero a la vez elegante e intenso, sin duda alguna este será de su absoluto agrado.

En lo personal lo podría describir como el reencuentro entre dos personas o una pareja donde al verse explotan grandes sentimientos y emociones; y al pasar juntos más tiempo, estas son más intensas y agradables. Es un momento lleno de pasión, sudor, picor, cálido, llenos de palabras e ideas, abrazos intensos y excelentes memorias. Su final es largo, diría yo muy laaaargo y agradable, como cuando uno recuerda una tremendura hecha, que ya has salido de ella y todo ha salido bien, no hay manera de no sonreír después de recordar la experiencia.

Lo encuentro intenso, indomable al principio, posteriormente elegante, suculento y complejo. De ser combinado con alimentos como quesos, comida japonesa o chocolates podría dar resultados fantásticos. Es un whisky que por sus características  permite ser disfrutado en cualquier ocasión y de cualquier manera, pero yo le recomiendo puro o con agua, mas debo aclarar que no es para todas las personas. Espero que lo disfruten como lo he hecho yo.

 

Compartir estos momentos con otras personas es importante, aunque estas no tengan los mismos gustos que tú. Disfrutar de los whiskies de forma moderada, es sin duda alguna, la manera más inteligente de disfrutarlos.

 

Por ahora me despido. ¡Salud o “Sláinte Mhath”!

L1000286

 

Lagavulin 16 años. Añejado en barricas de roble.

Nota General:

 

http://www.malts.com/index.php/en_us/Our-Whiskies/Lagavulin

https://www.youtube.com/watch?v=ro3HKp_pOwM

Nota bibliográfica:

Malt Whisky, The Complete Guide, por Charles MacLean, 2010
Single Malt Scotch, Complete Guide, por Michael Jackson, 6th Edition, 2010
– Revista Whisky Aficionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: